Ikigai

Qué significa IKIGAI

«Solo en la actividad desearás vivir cien años». Proverbio japones.   En el último mes he visto recomendado en diferentes sitios el libro «Ikigai. Los secretos de Japón para una vida larga y feliz». Dado que tenía muchas opiniones positivas, decidí leerlo. En esta entrada haré un breve resumen del libro, además de darte mi opinión sobre el mismo.   El libro se centra en la cultura japonesa, y especialmente, en la de la isla de Okinawa. Esta isla pertenece a una de las cinco «zonas azules» del planeta, donde sus habitantes viven felices muchos años.  

LAS CINCO ZONAS AZULES:

 
  1. OKINAWA. El norte de la isla, en particular. Sus habitantes comen muchas verduras que cultivan ellos mismos. Uno de los alimentos más importantes de su dieta es el tofú. Tienen además lazos muy fuertes con la comunidad. Se  levantan pronto por la mañana para trabajar en sus huertos, tienen una actividad física moderada y no beben alcohol. En principio, no me parecen malos estos hábitos, pero veo complicado hacerme con un huerto (he pensado en plantar hierbabuena en el balcón), no me gusta nada el tofú y no estoy dispuesta a renunciar a alguna cerveza con mis amigos el fin de semana (lo de los lazos con la comunidad sí me encaja).
  1. CERDEÑA. Aquí también se atiborran a verduras. Beben vino a diario. Imagino que será en cantidades moderadas. Los autores destacan que los lugareños están muy unidos a la comunidad.
  2. LOMA LINDA (California). En esta región se estudió a un grupo de Adventistas del Séptimo Día que se encuentra entre los más longevos del mundo. El libro no menciona nada específico sobre las costumbres de este área del planeta.
  3. PENÍNSULA DE NICOYA (Costa Rica). Muchos ancianos madrugan para atender las labores del campo sin ninguna dificultad.
  4. ICARIA (Grecia). Uno de cada tres habitantes tiene más de 90 años.
 

Todas estas zonas tienen 4 factores en común:

 
  • La dieta.Tienen un consumo de carne moderado y no toman alimentos procesados. Beben poco alcohol (o ninguno) y no comen hasta reventar. En la isla de Okinawa hay un refrán popular que dice «la barriga al 80%».
  • El ejercicio.Hacen un ejercicio de baja intensidad casi todo el día: caminar mucho y actividades de jardinería.
  • Un propósito en la vida (Ikigai). Tienen una actividad que les apasiona y les motiva a levantarse cada mañana.
  • Lazos sociales fuertes. Tienen buenos amigos, hacen actividades con la comunidad a diario y mantienen buenas relaciones dentro de la familia.
 

¿Qué es el Ikigai?

  Es el propósito vital. Según los autores, todos tenemos uno, y si no lo sabemos, es nuestro deber empezar a descubrirlo ya. El Ikigai supone tener una actividad que nos apasiona, en la que somos realmente buenos, que es necesaria para el mundo (esto la verdad me parece un poco grandilocuente, pero es así como se apunta en el libro) y por la que podrían pagarte y obtener así una estabilidad financiera. El esquema es el siguiente:   Ikigai   Durante mi vida, que es larga ya, pero no como la de los ancianos de Okinawa, he tenido muchos propósitos vitales: aprender a dibujar la anatomía humana, dominar la lengua inglesa, sacarme el cinturón negro de karate, aprender a usar las pesas rusas sin romperme un pie, terminar un libro de poesía, acabar una carrera de 10 km y hacer dos dominadas estrictas seguidas. Solo por nombrar algunos de ellos.   Por eso cuando leí lo del propósito vital, recordé una charla estupenda de Estanislao  Bachrach llamada «la neurociencia del cambio».  Aquí Estanislao explica, entre otras cosas interesantes, la importancia de tener una o varias pasiones desde pequeños. ¿Por qué? Porque esas pasiones se transfieren a otras de adultos y nos ayudan a tomar mejores decisiones en la vida.   Así que de esta idea del Ikigai me quedo con la importancia de tener pasiones que nos hagan felices, y que el Ikigai puede cambiar durante la vida y no ser uno solo. Es más, veo positivo que cambie, porque eso va a significar que hemos sido capaces de usar muchas neuronas diferentes a lo largo de nuestro recorrido vital, y no siempre las mismas. Supone que tenemos una vida más interesante, donde nos hemos dado la oportunidad de cambiar y aprender cosas nuevas. Cada vez que aprendemos algo nuevo (y que luego usamos), desarrollamos nuevas conexiones neuronales, que mantienen nuestra mente joven y activa.   Como comentaba más arriba, el libro resalta que en algún momento de la vida esta afición o pasión puede convertirse en una actividad laboral y financiera que signifique cierta seguridad material. Una de mis grandes pasiones ha sido escribir. Esa es la razón porque la que me he convertido en copywriter (si quieres saber qué el copywriting pincha aquí). Este es mi Ikigai actual.   Según este libro, otro factor muy importante para garantizar una vida feliz es el de mantener controlado el estrés, pues se le considera un «asesino de la longevidad». Lo crucial aquí es gestionar bien el tiempo, y evitar hacer multitareas: centrarse siempre en una sola actividad, para luego pasar a la siguiente.   En conclusión, para llevar una vida larga y feliz hay que:
  • Ser comedidos con la comida y no atiborrarnos hasta reventar. Evitar la comida basura y tomar muchas frutas y hortalizas. No creo que haga falta comer tofú ni hacer trabajos de jardinería, pero sí parece que es interesante mantener cierto contacto con la naturaleza (salir de vez en cuando a la montaña o pasear por un parque será suficiente).
  • Tener lazos sociales fuertes. Hacer cosas por el prójimo, por la comunidad, y cuidar a los amigos.
  • Moverse, caminar, subir escaleras. Si practicas un deporte, mucho mejor. No es necesario entrenar hasta la extenuación, pero la actividad física es muy saludable para todo el mundo.
  • Tener un Ikigai.
  Nada extraño ni reñido con el sentido común, como puedes ver.   Y tú, ¿ya sabes cuál es tu Ikigai? Cuéntamelo en los comentarios. Dale me gusta si te ha parecido interesante y comparte con quien pienses que pueda beneficiarse de esta información.  

Suscríbete a mi lista de correo para recibir consejos sobre escritura persuasiva en perfiles profesionales y de negocios

 

Suscríbete a mi lista de correo para recibir consejos sobre escritura persuasiva en perfiles profesionales y de negocios