5 tipos de marketing de contenidos

LOS 5 TIPOS DE MARKETING DE CONTENIDOS

¿Qué es el marketing de contenidos?

 

Es una estrategia cuyo objetivo principal es atraer clientes potenciales mediante la producción de contenidos  en diferentes canales (principalmente redes sociales y páginas web) y formatos (artículos, vídeos, vídeo nuggets, post en redes sociales, etc.)

 

Existen 5 tipos de marketing de contenidos, en función del impacto que causan en tu audiencia.

 

Cada uno de ellos está relacionado con el nivel de consciencia que tiene tu cliente sobre tu marca y sobre cómo tus servicios pueden ayudarle a alcanzar sus objetivos, cualquiera que estos sean.

 

La generación de contenidos no debes hacerla a lo loco ni de cualquier manera. Tiene que estar basada en una estrategia. Por un lado, está tu estrategia como marca y por otro, la vinculada a la producción de contenidos.

 

Tu estrategia de producción debería estar alineada con la «temperatura» de tu audiencia y con los 5 tipos de marketing de contenidos sobre los que se sustenta.

 

Un público frío, es decir, todas aquellas personas que no te conocen ni saben cómo es tu producto o servicio, se sentirán enfadadas si intentas venderles algo de forma directa y en frío.

 

No quieres empezar así la relación con un cliente.

 

Es verdad que en nuestra sociedad consumimos constantemente. Casi todo el mundo te quiere vender algo y eso está bien. Es lo que es. Así que lo adecuado es posicionarte poco a poco en la mente de las personas que necesitan lo que ofreces.

 

La relación de confianza y a largo plazo con tus clientes se construye paso a paso. No puedes empezarla de golpe, sin darte a conocer.

 

Para poder crear esta relación, tu estrategia de marketing de contenidos debe basarse en el grado de consciencia que tiene tu cliente sobre tu oferta de servicios o, inclusive, acerca de su nivel de consciencia sobre sus problemas.

 

¿A qué me refiero con esto? A que tu objetivo creando contenidos debe ser siempre ayudar a tu audiencia a que tomen la decisión de comprarte muy bien informados.

 

La creación de contenidos sigue una serie de pasos, que van desde el tipo de textos que elaboras cuando tu cliente potencial no te conoce, hasta que se emociona con tu oferta y te compra.

 

Tienes que crear los contenidos en función de esa consciencia que tiene el cliente sobre sus problemas y de cómo puede ayudarle tu oferta a resolverlos.

 

El contenido que crees debe ser coherente con el nivel de consciencia de tu cliente objetivo.

 

Piensa en cuando te llega una oferta directa para venderte algo: normalmente te produce rechazo si no conoces ni la marca ni el producto que quieren venderte.

 

La mayoría de las empresas, con independencia de su tamaño, no cuidan esta estrategia básica.

 

Esta estrategia debe estar basada en el «embudo de conversión», que no es otra cosa que el proceso que siguen los clientes desde que toman contacto con tu marca hasta que te compran y pasan a formar parte de tus clientes habituales.

 

Estos 5 tipos de contenidos son los que te describo a continuación:

 

1) Contenido de entretenimiento basado en intereses.

 

A mí particularmente no me gusta demasiado. Te lo cuento porque existe  y puede funcionar.

 

Son todos esos concursos, sorteos, eventos y juegos, con temática interesante para tu cliente ideal. Suponen un primer contacto con tu marca cuando ni siquiera te conocen. Es como una puerta de entrada para luego acercarte a ellos de una manera más directa.

 

Bajo mi punto de vista, es mejor comenzar directamente aportando algo de valor y no simple entretenimiento. Cuando aportas  valor tienes más posibilidades de captar la atención de clientes cualificados (aquellos que tienen posibilidades reales de comprarte). Creo que siempre es mejor buscar clientes de calidad, realmente interesados en lo que puedes ofrecerles.

 

 2) Contenido didactico o educativo.

 

A este nivel buscas conectar con tu audiencia de una forma más racional, al introducir tu marca mediante piezas de valor: webinars, post en blogs, tips prácticos, datos estadísticos, vídeos con información interesante.

 

Es en esta fase cuando realmente empiezas a mostrar cómo es tu solución y qué tipo de problemas eres capaz de resolver. También ayudas a tu audiencia a ser consciente de los problemas que tiene y de que existe una manera en la que pueden ser solucionados con tu oferta.

 

No es el momento de presentar tu oferta directamente y plantear la venta…pero casi🤩.

 

3) Contenido con influencia directa. 

 

Llega el momento en el que tus posibles compradores necesitan una especie de empujón «emocional» para comprarte.

 

Es el momento de presentar contenidos que avalen tu oferta de servicios. Puede ser a través de entrevistas con personas de tu sector, presentación de casos y estadísticas que avalen la bondad de tus servicios, y, en general, cualquier otro contenido atractivo que derribe todas las objeciones de compra de tus clientes potenciales.

 

El foco central de este tipo de contenidos es dar toda la información necesaria a tu audiencia para que tome la decisión de comprarte a ti y no a otros, cuando aún está indecisa.

 

4) Contenidos para convertir. 

 

Es el tipo de contenido que cierra la venta definitivamente. Aquí tu cliente potencial está prácticamente decido a comprarte, pero necesita más información e impulso por tu parte para realizar la compra.

 

En esta fase es interesante incluir testimonios de clientes, FAQ´s que resuelvan todas las dudas, fichas y características de tu producto o servicio con todo el nivel de detalle posible, guía con la explicación de tus precios, política de devolución y garantías,  copywriting orientado a la venta y llamadas a la acción (CTA) claras y llamativas.

 

5) Contenido de fidelización. 

 

En esta última fase debes poner mucha atención y energía.

 

¿Por qué te digo esto?

 

Porque el dinero no está en la etapa anterior: el flujo de ventas se sustenta en la experiencia posterior a la compra y en el trato que recibe tu cliente una vez que ha contratado tus servicios o comprado tu producto.

 

Debes procurar que tu cliente no se olvide de ti. Aquí puedes enviar newletters con información interesante, ofertas exclusivas y cualquier contenido que le haga sentir importante.

 

Ese cliente te tendrá en su mente y volverá a ti cuando lo necesite. Y lo más importante: hablará de ti y te recomendará. Esta es la razón fundamental por la que el contenido de fidelización es crucial.

 

Recuerda que toda la producción de contenidos debe estar alineada con los objetivos que tenga tu marca y enviada a través de los medio adecuados, de forma coherente.

 

Si quieres leer más sobre copywriting y ventas, entre otras cosas, puedes visitar los artículos de mi blog.

Si necesitas ayuda para elaborar tu estrategia de marketing de contenidos, ponte en contacto conmigo.

 

Pasa un feliz día.

Suscríbete a mi lista de correo para recibir consejos sobre escritura persuasiva en perfiles profesionales y de negocios

 

Suscríbete a mi lista de correo para recibir consejos sobre escritura persuasiva en perfiles profesionales y de negocios